top of page

Manifiesta abundancia

Actualizado: 27 may 2023




Con abundancia no nos referimos exclusivamente a dinero, si no a tu salud, felicidad, paz interior, relaciones y todo aquello con lo que tu estás conectado.


El camino a la abundancia, inicia con el deseo de manifestar lo que deseas; en el lugar donde te encuentres reflexiona sobre lo que tienes y deseas y no te detengas hasta que logres manifestar que ya lo tienes todo. Cuando reflexionas sobre algo que deseas, es natural enlistar las cosas que debes hacer para conseguirlo, sin embargo muchos de nosotros nos perdemos en los detalles antes de visualizar e interiorizar el sentimiento de tenerlo; es decir, hay ocasiones en donde se desea tener algo, por ejemplo "dinero", pero y si ya lo tuvieras, ¿qué harías con él? y quizá tu respuesta sea: eliminar tus deudas, comprar una casa para tu familia, dar alimento, vestido y garantizar un sustento para tu familia; entonces ¿es el dinero tu motivador? o ¿es la sensación de satisfacer las necesidades tu familia lo que te mueve mas?. Cuando eres capaz de interiorizar ese sensación, encontrarás el verdadero motor que te impulsará a alcanzar lo que deseas y a generar la abundancia necesaria.


¿Dónde iniciar? Con agradecer por lo que ya tienes y agradecer por lo que está por venir, aquello que aún no sucede pero confías en que ese ser superior en quien creas te ayudará a transitar por el camino de la gratitud y abundancia.


Muchos de nosotros nos limitamos en actuar, porque pensamos que conseguir eso que deseamos es muy complicado, es solo para las personas con "suerte" o para aquellos que desde tu perspectiva los han favorecido; sin embargo, muchas veces eso que deseas manifestar está al alcance de ti y es cuestión que desarrolles alguna habilidad, tomes un curso o te decidas a dar el siguiente paso para hacer realidad eso que deseas. ¿Quieres publicar un libro? ¿Conseguir un trabajo? ¿Hacer un viaje? ¿Encontrar el amor? ¿Tener abundancia financiera? refuerza la confianza en ti mismo, enciende ese fuego interior y ejecuta las acciones necesarias.


La abundancia (en tus propios términos) comenzará a manifestarse cuando transites por los caminos de las oportunidades que se te presenten y se alinien con tus objetivos. Si sientes la necesidad de hacer algo, no lo dudes, solo hazlo no cuestiones demasiado, el llamado de la intuición puede llevarte por caminos que quizás no has transitado antes.


Registra tu progreso, describe todas las sensaciones que percibes en tu día a día, cualquier mensaje que te hubiera sido enviado en tus sueños o en la comunicación que tienes con ese ser superior; haz ejercicios para proyectar tus deseos e imagina como sería tu vida si la abundancia que buscas ya ha llegado a ti, describe cómo sucederían las cosas, cómo se altera tu entorno, tus relaciones, tus pensamientos y sobre todo permítete explorar cualquier acción cuando sientas la necesidad. Entiendo que es difícil imaginar la abundancia cuando careces de salud, empleo, dinero o amor, pero estoy seguro que en tu vida, existe algo que si es abundante el día de hoy, aférrate a eso ya que si te das cuenta, por el hecho de estar vivo ya tienes abundancia en tu vida.


Ahora te presento cinco pasos para manifestar la abundancia que necesitas:


  1. Valora la abundancia que posees: si aprecias lo que ya tienes, te darás cuenta que posees abundancia en muchos sentidos, no necesitas demostrarle a los demás que la tienes, solo date cuenta todas las cosas y personas que están a tu alrededor.

  2. Busca la oportunidad y elígete primero: si deseas algo, toma una decisión consciente sobre hacerlo o tenerlo. Existirán barreras mentales que te limitarán sobre lo que puedes tener, los lugares a los que puedes visitar, las cosas que comer, sin embargo, elegir tenerlo abrirá el camino, la manifestación de lo que deseas comienza contigo.

  3. Hacer siempre es mejor que pensar en hacer: Da el primer paso de acción inspirado. Incluso si no estás seguro de todo el camino, da el primer paso, quizás el resultado no es el que esperas pero solo hay una forma de saberlo.

  4. No te limites a lo conocido: permítete caminos alterativos a tu objetivo, ábrete a la posibilidad de conocer, de aprender, de sentir, de fallar, de aprender. Eres tu quien pone los límites a lo que puedes hacer, y eres tú quien puede quitar esos mismos límites dándote la oportunidad.

  5. Practica, registra y comparte lo aprendido. Comparte lo que aprendes en el camino, registra en tu diario tu transitar por el camino de la manifestación y enseña a quienes están contigo que un gran sueño empieza con el deseo y se concreta en el andar.

6 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page