top of page

Tus pensamientos, tu enemigo

Actualizado: 27 may 2023



No hay detractor más grande que tus pensamientos, ¿alguna ves has percibido como tus pensamientos te obstaculizan para ejecutar una tarea? o ¿te estás enfermando solo de pensar en los riesgos o los retos que debes enfrentar?


La mayoría de nosotros hemos pasado por algunos momentos difíciles, que nos hicieron generar algún sentimiento negativo y regularmente solemos asociarlo con una creencia limitante. Las creencias limitantes son esos pensamientos construidos a través de la experiencia, que hacen interpretar la realidad de una manera que limita tu desarrollo potencial, e impide que alcances aquello que deseas. Es imperativo no limitar nuestra acción por esos pensamientos, es importante abordarlos y aprender técnicas que nos ayuden a generar asociaciones positivas para salir adelante.


Recuerda que las creencias no necesariamente responden a verdades o hechos, sino que son pensamientos asociados a sentimientos que tomas como ciertos. Así que necesitamos tomar el control de nuestros pensamientos y emociones, para esto te propongo estos tres simples pasos:


Paso 1: Identificar lo que pensamos


Estar consciente de nuestros pensamientos y el impacto que estos ocasionan en nuestro actuar es el primer paso para cambiar nuestra forma de enfrentar el mundo. Usualmente la forma en la que "construyes" una idea nos da una pista sobre el tipo de pensamiento limitante, por ejemplo frases como : "Yo creo", "Tengo fe", "Dios quiera" están asociadas con factores limitantes de CONFIANZA; "Me temo", "Tengo pánico", "Me da pavor" con factores limitantes de MIEDO; "Siempre", "Nunca", "Todo", "Nada". con factores limitantes de TEMPORALIDAD o GENERALIDAD

Paso 2: Cambiar conscientemente


Una vez que hemos identificado el factor limitante, debemos forzar a cambiar las "palabras" con la que nos expresamos sobre esa situación por unas que brinden un sentido positivo, así mismo es importante preguntarnos "qué nos llevó a pesar de esa manera" a fin del identificar si esos pensamientos los hemos arrastrado de alguna situación de trauma o estrés.


Paso 3: Subconsciente, consciente.


Tendremos éxito en esta tarea, cuando seamos capaces de retornar al subconsciente el control del nuestros pensamientos; necesitamos asegurar que nuestro nivel de pensamiento se instala completamente en nuestro cerebro, a través de ir reprogramando lo que representa para nosotros los sentimientos y la forma en la que los expresamos sobre las acciones que debemos realizar.


En MOMENTUM COACHES, podemos ayudarte a identificar esos pensamientos limitantes y formular contigo los pasos necesarios para una vida de transformación personal.



4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page